¿Qué es el segmento facilitado?

El Sistema Nervioso Central está formado por el cerebro (encéfalo) y la médula espinal (esta última posee la forma de un tubo cilíndrico y desciende por el conducto vertebral desde la primera vértebra cervical hasta la primera lumbar - pero sus raíces nerviosas más inferiores continúan hasta el coxis y forman un haz que se asemeja a una cola de caballo -).

La médula espinal transmite la información que desciende desde el cerebro hacia el resto del cuerpo (eferencias), y realiza un proceso inverso recibiendo la información (aferencias).

A su vez cada parte de la médula espinal está dividida en segmentos: las metámeras.

Podríamos pensar como analogía, a la médula espinal como una zapatilla con enchufes, colocada verticalmente: cada enchufe sería una “metámera”, del que nace un cable a cada lado (a la derecha e izquierda).

Entonces de cada enchufe, a través de sus cables (raíces nerviosas) se transmiten impulsos eléctricos que se dirigen hacia “distintos electrodomésticos” (músculos, órganos, venas, arterias, etc.).

En el cuerpo humano es más complejo, porque también “estos enchufes” además de emitir señales eléctricas, las reciben.

Si por un enchufe específico comenzara a circular más electricidad, estaríamos en presencia de un segmento facilitado (recibe estímulos excesivos de los “electrodomésticos” – quizás el aire acondicionado está trabajando demasiado -).

Un segmento facilitado es una porción de la médula espinal muy excitable que envía una cantidad anormal de impulsos nerviosos a los músculos, articulaciones u órganos que dependen de ella.

Ante un estímulo que pareciera débil, el “enchufe” se ve sobrecargado (por ejemplo: me agacho a buscar un alfiler y me quedo duro ).

El objetivo de la Osteopatía es buscar disfunciones (perdidas de movilidad) en el cuerpo humano, y de esta forma generar una disminución en la sobrecarga del sistema nervioso.