La Osteopatía visceral y la importancia de los riñones (parte 2)

Los riñones son los órganos principales del sistema urinario.

Se ubican en la parte posterior del abdomen a ambos lados de la columna vertebral (aproximadamente a la altura de las vértebras lumbares altas).

 

Cada uno tiene forma de poroto, y su tamaño es el equivalente al de un puño cerrado.

 

En esta entrada hablaremos de la influencia de las cirugías abdominales sobre los riñones, y por otro lado de las restricciones óseas asociadas (que articulaciones se fijan por la disfunción del riñón – perdida de movilidad del mismo-).

 

CIRUGIAS:

 

Dos ejemplos:

 

- Una apendicetomía (se extirpa el apéndice): esta cirugía es muy frecuente, y se realiza en la zona baja y a la derecha del abdomen; el riñón derecho es traccionado hacia abajo por las tensiones de la cicatriz, que se transmiten por el peritoneo (membrana fibrosa parecida a una tela que envuelve los órganos abdominales, los interconecta, sostiene y protege).

 

- Una histerectomía (se extirpa el útero): al existir un “vacío” por la extracción del órgano, este espacio es ocupado por el intestino delgado o una parte del colon, ya que estos se mueven hacia abajo por la ausencia del útero, terminando en una atracción directa hacia abajo de los riñones.

 

RESTRICCIONES OSEAS ASOCIADAS

 

- Restricciones articulares de las vértebras D10, D11, D12 y L1 (la zona entre las lumbares altas y dorsales bajas, aproximadamente: “el medio de la espalda”).

 

- Psoitis: inflamación del musculo psoas (musculo anterior de la cadera) debido a desequilibrios musculares del miembro inferior; este musculo se inserta en la columna lumbar (zona baja de la espalda) pudiendo generar fijaciones en la misma.

 

El riñon se “apoya” sobre el psoas, por esto hay una relación directa con este músculo por continuidad de tejidos.

 

- Fijaciones de las costillas inferiores.

 

En la próxima entrada veremos que podriamos hacer para cuidar nuestros riñones, mas allá de los posibles tratamientos, como en este caso el de la Osteopatía.

 

“Aprender a andar en bicicleta no significa aprender a mantener el equilibrio, sino aprender a no perturbar ese equilibrio, aprender a no interferir”. Seymur Papert