Abordaje Osteopático de la hipomovilidad y la hipermovilidad reaccional

Todo en el cuerpo se mueve, incluso los líquidos, siendo esto fundamental para la salud.

Ante una restricción de movimiento se produce un fenómeno llamado compensación: esto significa que otra estructura vecina se mueve más para compensar a la primera. (Hipermovilidad reaccional).

Lo interesante de este concepto, es que el dolor aparece en la estructura que compensa: la que es hipermóvil.

Esta explicación permite entender porque en muchas oportunidades no es en la zona del síntoma donde se encuentra el problema o disfunción.

Una analogía que ejemplifica claramente lo antedicho podría ser “el funcionamiento de una fábrica": Si un obrero trabaja menos (esta “hipomóvil”), los otros deben trabajar más y moverse más para compensar la falta de movimiento del primero (hipermovilidad reaccional).

En este caso, el obrero que presenta síntomas y dolor es el hipermovil, y la forma de aliviarlo es devolviéndoles movilidad a sus compañeros.

El objetivo de la osteopatía es liberar las restricciones de movimiento de todas las estructuras del cuerpo; no solo a nivel articular como se podría presuponer sino también a nivel de los órganos, nervios, arterias, huesos, etc.